Noticias
Falleció el poeta ecuatoriano Francisco Granizo Ribadeneira
Comparte este contenido con tus amigos

El poeta quiteño Francisco Granizo Ribadeneira falleció en la madrugada del 21 de enero a los 80 años de edad. Según fuentes de su familia cercana, el escritor venía sufriendo una complicación intestinal que se agravó en los últimos días. Sus restos fueron velados en la funeraria Casa Girón, de Quito, y enterrados en una ceremonia familiar privada en el camposanto Jardines del Valle, en el valle de Los Chillos.

A pesar de la austeridad de su obra (no publicó más de una decena de libros), la crítica literaria ecuatoriana lo ubicó como uno de los poetas más importantes de su generación. Fue también diplomático, profesor universitario y editorialista.

En los últimos años su poesía tuvo un intenso proceso de difusión, principalmente por la Casa de la Cultura Ecuatoriana, cuya colección “Poesía junta” se abrió con una antología bastante completa sobre su obra, en 2005. La serie de recitales “El poeta y su voz”, realizada también por la institución, lo tuvo como protagonista en mayo de 2007.

Granizo nació en Quito en 1928. Fue parte del grupo Presencia, en los años cincuenta, junto a Francisco Tobar García y Carlos de la Torre. Junto con este último publicó, en 1954, el poemario 19 poemas. Antes, aún en las aulas del colegio San Gabriel, había dado a la luz Por el breve polvo, de 1948, y La piedra, de 1958.

En 1969 aparece Nada más el verbo. Casi diez años más tarde, en 1977, se publica el renombrado poemario Muerte y caza de la madre. Salió con el suplemento cultural del ya desaparecido diario El Tiempo. En 2002, la Casa de la Cultura publicó su novela La piscina, que el autor definió como una “pirueta mística sobre una cuerda floja existencial”. Cerca del momento de su muerte preparaba un libro que llevaba el título de El vuelo de tu nombre.

Fuente: El Comercio