Noticias
“Ejercicio plástico”, de David Alfaro Siqueiros
El mural permaneció en contenedores por más de 17 años.
Reinauguran en Buenos Aires mural de Alfaro Siqueiros
Comparte este contenido con tus amigos

Restaurado después de muchos años de abandono, y tras duras batallas judiciales, el mural “Ejercicio plástico”, del célebre artista mexicano David Alfaro Siqueiros, fue inaugurado durante un acto realizado el pasado 3 de diciembre en la vieja Aduana Taylor, detrás de la Casa Rosada, en la capital argentina.

La ceremonia fue encabezada por la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, y el presidente de México, Felipe Calderón, quienes recorrieron el sitio donde se encuentra emplazado el mural y en el cual funcionará, cuando se terminen las obras de construcción, el Museo del Bicentenario.

La presidenta destacó “la recuperación del patrimonio latinoamericano”. Y señaló: “Este mural sufrió un derrotero muy importante. Estaba en contenedores hacía casi 18 años y casi se lo llevan del país. Con el decreto de Néstor Kirchner (de 2003), se recuperó como patrimonio cultural”. La mandataria argentina agradeció además a México por haber dado asilo a muchos exiliados argentinos durante la última dictadura militar.

Por su parte, Calderón expresó su gratitud por el trabajo conjunto entre ambos países en la recuperación del mural. “Esta obra es una expresión cumbre del genio de David Alfaro Siqueiros”, dijo el presidente mexicano, quien destacó que el mural “une de un modo muy especial a México y la Argentina”. El mandatario también recordó que Alfaro Siqueiros partió de México en 1930 rumbo al exilio y que, en 1933, llegó a Buenos Aires.

La restauración del mural comenzó en diciembre de 2008 y concluyó a fines del año pasado. Se trata de un trabajo que realizaron restauradores mexicanos y profesionales del taller Tarea de la Universidad Nacional de San Martín y de la Universidad Tecnológica Nacional. El costo de la restauración, de 600.000 dólares, fue asumido entre varias empresas privadas.

“Ejercicio plástico” es uno de los dos murales que hizo Siqueiros, uno de los padres del muralismo mexicano, en América Latina. Una obra que, a diferencia del resto de su producción, no tiene connotaciones políticas. El artista lo realizó en el sótano de la quinta de Natalio Botana, fundador del diario Crítica, en 1933, y para su concreción tuvo como colaboradores a los argentinos Antonio Berni, Lino Enea Spilimbergo, Juan Carlos Castagnino y al uruguayo Enrique Lázaro.

Luego de ser removido de su emplazamiento original, el mural permaneció dividido en partes y encerrado durante más de 17 años en varios contenedores. La situación hizo que se temiera por su supervivencia. En mayo de este año comenzó su traslado hacia la Aduana Taylor.

En principio estaba previsto que la obra se inaugurase para los festejos por los 200 años de la Revolución de Mayo, pero no se llegó a tiempo, por lo que la presidenta Kirchner dispuso el acto para este mes, a fin de que coincidiera con la cumbre iberoamericana que culminó este 4 de diciembre en Mar del Plata y se garantizara así la presencia del mandatario mexicano.

Fuente: La Nación