Noticias
Víctor García de la Concha
García de la Concha: el paso por la dirección de la RAE justifica una vida.
Tras 12 años, García de la Concha se despide de la dirección de la RAE
Comparte este contenido con tus amigos

Este jueves 9 de diciembre termina el mandato de Víctor García de la Concha como director de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), tras doce años en los que se ha esforzado por cimentar la colaboración con las academias americanas para hacer, entre todas, las obras académicas.

García de la Concha estuvo durante años vinculado a la enseñanza, primero en institutos y luego en la Universidad, y se considera “un buen profesor”, pero cuando mira hacia atrás y ve la labor realizada en su etapa de académico de la lengua, cree que, “sin ninguna duda, eso justifica una vida”.

Cuando se dedicaba a la enseñanza, este experto en literatura del renacimiento y del siglo XX se sentía “muy realizado como profesor”, en especial en su larga etapa de catedrático de la Universidad de Salamanca. “Me siento muy universitario, muy salmantino”, dice con orgullo.

“Me gustaba mucho dar clases, muchísimo, y creo que he sido un buen profesor, honradamente. Creía que eso llenaba una vida”, rememora García de la Concha, autor de libros como El arte literario de Santa Teresa, Nueva lectura del Lazarillo de Tormes, Eternidades de Juan Ramón Jiménez o Cinco novelas en clave simbólica, su último ensayo publicado hace tres meses.

Pero en mayo de 1992 ingresó en la RAE y pocos meses después fue elegido secretario de esta institución. A partir de ahí, su vida dio un vuelco y, seis años más tarde, fue elegido director de la institución. “Cuando miro hacia atrás y veo esta gran oportunidad que me ha brindado la vida de hacerme cargo, primero, de la secretaría y, después, de la dirección de la Academia, y haber podido llevar a cabo la configuración y la promoción de la política panhispánica, sin duda alguna eso justifica una vida”.

A partir de enero, cuando se incorpore a su cargo el director que salga elegido el próximo jueves, García de la Concha seguirá trabajando como académico, pero tendrá más tiempo para terminar esos libros que tiene entre manos y “para viajar”, ahora ya sin tanta responsabilidad. “Creo que entro en una edad en la que uno merece un descanso”, afirma García de la Concha, quien en estos años ha viajado casi cincuenta veces a América para reunirse con los académicos.

El director saliente de la RAE asegura que en los próximos años entrarán más mujeres a la organización, pero nunca por cuotas. “Establecer cuotas es una falta de respeto a la mujer”, subraya. Reforzar la escasa presencia femenina parece una de las asignaturas pendientes de la RAE, o al menos así lo cree la sociedad. En los últimos trece años han entrado cinco mujeres (Ana María Matute, Carmen Iglesias, Margarita Salas, Inés Fernández Ordóñez y Soledad Puértolas), pero son pocas si se tiene en cuenta que hay 46 plazas.

Las academias americanas han querido recompensar la labor que ha hecho García de la Concha y lo acaban de nombrar presidente de honor de la Asociación que las agrupa a todas ellas, como hicieron público estas instituciones el pasado día 30 en Guadalajara (México).

Por “razones obvias”, García de la Concha no quiere dar nombres sobre quién podría ser su sucesor. Al cargo puede ser elegido cualquier académico menor de 78 años. Pero, aunque él no dé nombres, en medios académicos suenan con fuerza los de Darío Villanueva, secretario actual de la RAE, y José Manuel Blecua, como sustitutos.

Fuente: EFE